A la sexta fue la vencida. El Real Betis se le había atragantado al Elche C.F. en sus visitas a Altabix y no fue hasta el 7 de marzo de 1965, cuando el equipo consiguió la que sería la primera y más abultada victoria hasta la fecha.

Y hubo que hacerlo superando varios factores muy importantes. Días antes del partido, Martim Francisco, técnico brasileño del Elche C.F. sufría un accidente de tráfico en la Roda y durante la semana fue Pepe Torres quien se hizo cargo del primer equipo. El accidente no privó al brasileño de estar en el banquillo ante los béticos, con una aparatosa escayola en su cabeza. Además, el equipo contaba para aquel partido con las bajas de Quirant y Ramos por lesión y de Vava que seguía enfermo de tifus. A su favor, los ilicitanos contaban con la dimisión, esa misma semana, de Rosendo Hernández como técnico bético, lo que a priori suponía una ventaja ya que Andrés Aranda apenas había tenido tiempo de trabajar con sus futbolistas. Y todavía habría un tercer factor, que esta vez afectaría a ambos equipos por partes iguales; el mal estado del terreno de juego debido a las lluvias caídas horas antes del partido sobre la ciudad.

Pero el Elche C.F. estuvo a la altura, muy consciente de la importancia de los puntos en juego, que permitirían afianzar al equipo en la parte templada de la tabla en el tramo final de la temporada.

Los ilicitanos supieron amoldarse mejor al embarrado terreno de juego y a los 19 minutos de partido, Juan Carlos Lezcano, afectado durante toda la semana por una bronquitis severa, remataba de cabeza un centro de Romero y ponía por delante a los ilicitanos. Los andaluces reaccionaron bien al gol, disfrutando de grandes ocasiones y poniendo en apuros durante muchos minutos la portería defendida por Manolo Pazos. Ya en la segunda parte llegaron dos goles más.

Julián Mir, en el minuto 72, anotaba el 2-0, tras recoger un rechace del meta bético a un disparo de Lezcano y a falta de 10 minutos, el gallego Matito, culminaba con un disparo durísimo una larga jugada de ataque de los ilicitanos.

El Elche C.F. supo sobreponerse mejor a todos los hándicaps surgidos durante la semana y firmó uno de los mejores partidos de la temporada con un rotundo 3-0 ante el Real Betis.

Por último, destacar que en las filas del conjunto andaluz jugó el ilicitano Andrés Molina.

Antonio J. Pamies

Área de Historia del Elche C.F.

News Reporter
error: ¡El contenido esta protegido!
A %d blogueros les gusta esto: