Fue un 18 de febrero de 1961.

Los ilicitanos rendían su segunda visita al Camp Nou. Los culés ocupaban la cuarta plaza en la tabla, muy lejos de la cabeza y por su parte los ilicitanos eran colistas a tres puntos de la salvación.

En el calendario quedaban todavía ocho fechas para reconducir la situación, pero el Camp Nou no parecía, a priori, el mejor escenario para iniciar la remontada. El encuentro se adelantó a la noche del sábado, a petición del F.C. Barcelona, que jugaba el día 23 en Edimburgo un partido de Copa de Ferias.

Andrés Iborra, hermano de uno de los directivos de la Peña Madridista de Elche, que residía en Barcelona, organizó un desplazamiento a la ciudad condal, consiguiendo que fuesen varios cientos de ilicitanos quienes acompañaran al Elche C.F. El día antes del partido, numerosos aficionados se dieron cita en Altabix para despedir a la expedición franjiverde capitaneada por el presidente José Esquitino.

Los ilicitanos viajaban con la esperanza de que no jugase Luis Suarez, lesionado durante la semana, y además se acogían a que días antes el Constancia de Inca empataba en el Camp Nou frente al Barca en un amistoso y esperaban que los culés acusasen algo de cansancio.

El inicio de partido de los ilicitanos no fue bueno y a los ocho minutos el equipo perdía 2-0. Pero Miguel Bertral, técnico franjiverde, fue atrevido y puso a mover el balón con gran rapidez y esto descolocó al F.C. Barcelona que además veía como Kubala se ocupaba de marcar a Cayetano Re olvidándose de sumarse al ataque.

A los tres minutos, el ex franjiverde Eulogio Martínez marcaba el 1-0 tras culminar una gran jugada de Beitia y Evaristo. Solo cinco minutos después aparecía de nuevo Eulogio Martínez que se iba de dos rivales y cedía a Evaristo que marcaba el 2-0. El Elche C.F. empezó a mover el balón y poco a poco fue llegando al área rival. Pocos equipos hacían correr a los azulgranas detrás del balón. A los 23 minutos Gracia cometía un claro penalti sobre Cayetano Ré que el árbitro sacaba fuera del área señalando libre indirecto. La falta la sacó Pahuet en corto y Fuertes de un gran disparo ponía el 2-1 en el marcador. Con ese resultado se llegó al descanso con la sensación que el equipo podía sacar algo positivo de Barcelona. En el minuto 69 Garay cometía un fallo en defensa y Ángel Romero aprovechaba para empatar el partido.

El Elche C.F. se mostró muy intenso y aprovechó los minutos de incertidumbre de los azulgranas. Y dos minutos después del empate aparecía la conexión paraguaya. Cayetano Ré se iba de dos rivales y asistía a Ángel Romero que de un durísimo disparo batía a Antonio Ramallets, tras dar el balón en el larguero de la portería catalana.

El Elche C.F., a falta de 20 minutos ganaba 2-3 en el Camp Nou, dándole la vuelta al marcador ante uno de los mejores equipos del país, demostrando que no había arrojado la toalla y que lucharía hasta el final de la temporada para salvar la categoría. A falta de once minutos para el final, Foncho se internaba por banda y su centro lo remataba de cabeza Eulogio Martínez consiguiendo el definitivo empate a 3 goles.

El vestuario del Elche C.F. fue una auténtica fiesta al término del encuentro y los futbolistas celebraron el empate dentro de la piscina que había dentro del vestuario. El punto en Barcelona y las derrotas del Real Oviedo ante el R.C.D. Espanyol y del Real Valladolid frente a la Real Sociedad sacaban al equipo de la última plaza de la tabla.

Aquella tarde, en el Camp Nou, el equipo inició la remontada que le permitió seguir en la élite del fútbol español.

Antonio J. Pamies

Área de Historia del Elche C.F.

News Reporter
error: ¡El contenido esta protegido!
A %d blogueros les gusta esto: