EL DIA QUE UN ILICITANO DEFENDIÓ LA PORTERÍA DEL ELCHE C.F. EN PRIMERA

El 21 de septiembre de 1975 tuvo lugar un hecho histórico en la historia del club. Por primera, vez un ilicitano se enfundaría los guantes para defender la portería franjiverde en la élite del fútbol nacional.

Se disputaba la tercera jornada del campeonato. El equipo caía derrotado en casa 2-3 ante el F.C. Barcelona y 3-2 en Los Carmenes de Granada en las dos primeras jornadas.

Durante la semana previa al partido en Altabix ante el Atlético de Madrid, Emilio Esteban viajaba a Barcelona para ponerse en manos del doctor Cabot. Su vieja lesión en la rodilla izquierda no terminaba de curarse y era necesario someterse a unas pruebas.

De regreso a la ciudad, las noticias no eran buenas. Un trozo de su tibia se había fracturado e impedía al meta franjiverde maniobrar con normalidad su pierna. La operación era urgente.

De inmediato todos los focos se pusieron sobre Diez Guilabert, un joven guardameta, formado en las categorías inferiores del club, recién llegado al primer equipo procedente del Villena C.F. de Tercera División.

Néstor Rossi se lo comunicó durante la semana: “Vas a salir a jugar el domingo. Ándate listo. Confió en ti “.

Caprichos del destino quisieron que su debut fuese precisamente ante el Atlético de Madrid de Luis Aragonés, club que lo había acogido, años atrás en su periplo de estudiante en Madrid.

Con 18.000 espectadores abarrotando el viejo Altabix, el equipo penúltimo sin estrenar su casillero y Ladislao Kubala, seleccionador de España en el palco, un joven de 23 años, se convertía en el primer ilicitano que defendía la portería del equipo de su ciudad en Primera División.

Abrió el marcador el Elche C.F. a los 32 minutos de partido. Rubén Cano se iba de Eusebio, al que dejaba sentado tras un gran regate, y ponía un centro sobre Sitja que llegando desde atrás marcaba el 1-0, resultado con el que se llegó al descanso.

Pero en la primera llegada del Atlético de Madrid al área franjiverde, apenas disputados dos minutos de la reanudación, los colchoneros empataron el partido. Llompart, ante la presión del Ratón Ayala, cedía el balón a Diez Guilabert, que estaba fuera del área. Las dudas a la hora de salir a buscar el balón las aprovechó el argentino para adelantarse y marcar el tanto del empate.

El gol no supuso un trauma para los ilicitanos que se vinieron arriba y dominaron el partido. A los 54 minutos ,Indio era objeto de una falta en el lateral del área. Jaime Cano la sacaba al área del Atlético de Madrid y Gómez Voglino, de cabeza, ponía de nuevo en ventaja a los ilicitanos. Ya en la recta final de la contienda volvería a aparecer de nuevo Rubén Cano. El argentino recorrió todo el campo sorteando a varios rivales y aguantando varias faltas que le hicieron para llegar al área y poner un balón en bandeja a Alfonseda que marcaba placer el 3-1 final.

El equipo conseguía sus primeros puntos de la temporada y ganaba un portero de garantías para el resto de la temporada.

Al término del partido, Pepe Diez Guilabert manifestaba:” He cumplido la mayor ilusión de mi vida. Mi sueño desde que jugaba en los infantiles. Defender la portería del Elche C.F.”.

 

Antonio J. Pamies

Área de Historia del Elche C.F.

News Reporter
error: ¡El contenido esta protegido!
A %d blogueros les gusta esto: